viernes, 18 de enero de 2013

Calentando motores

Hola a todos. Hoy os traigo una noticia que supongo alegrará a mis lectores más impacientes (y eso que todavía no me han leído) y que me abordan todos los días para asegurarse de que el libro no ha salido ya y no les he avisado.
Me complace deciros que ayer, tras un montón de horas de trabajo, por fin terminamos el proceso de maquetación. Puede decirse que, definitivamente, el libro está acabado. Ay, ingenua de mí que me atreví a expresarme en esos mismos términos hace un año y medio. Hoy ya tengo en mi casa una primera copia definitiva (sin portada y sin coser, que así pierde mucho). Ahora mismo la estoy examinando por última vez, minuciosa y exhaustivamente, para asegurarme de que no hay una sangría o un guión fuera de su sitio y que las páginas y el índice están bien numerados. En cuanto le dé el visto bueno el libro pasará a lo que en la imprenta llaman 'el taller', un misterioso cuarto tras una puerta cerrada, al que no se me ha permitido el acceso y del que procede el ruido de decenas de máquinas prensando y cortando papel.... sí, me temo que es en esa sala de torturas en la que van a meter mi obra.
Bueno, el caso es que en breve se comenzará a imprimir el libro definitivo.
Y ahora, pues toca la mala noticia. Me temo que, aún así, se retrasará un poco el día en el que esté definitivamente porque resulta que se les ha acabado el papel de la portada, que tiene unas características especiales, y hay que pedir un nuevo cargamento a Madrid y, según han dicho, tardará unos días. Pero tranquilos, no será mucho tiempo.
Y, para acabar con buen sabor de boca esta entrada, pues otra noticia buena:
Ya que Cuenca es la ciudad en la que ha elegido nacer esta historia, se llevará la primicia y, antes de que llegue a las librerías y al resto de ciudades, el libro podrá adquirirse en una presentación que hemos organizado, en la que daré una pequeña charla sobre esta novela y su proceso de creación y luego firmaré ejemplares a todo aquel que quiera. Además, estoy negociando con mi editor el que en esta ocasión especial el libro tenga un precio ligeramente por debajo del que tendrá en la venta al público. Ah, y quizá en la presentación también nos dedique unas palabras Diana De Sousa, la ilustradora de la cubierta.
En fin, no se me ocurren más razones para convenceros de que asistáis. Claro, todos os estáis preguntado el cuándo y el dónde. Esa información todavía no os la puedo dar porque yo misma carezco de ella. Ya os he comentado que los planes se han trastocado un poco por lo del papel de la cubierta. Pero os prometo que en cuanto lo sepa seréis los primeros a los que informaré.

Bueno, por ahora eso es todo. Yo también estoy deseando tener el libro ya entre mis manos.